A Degas le remite Picasso.

19:57:00


No pinturas, son las cartas, en las que menta sus extrañas pasiones. Pero la luz de Degas es dificilmente confundible y cuando visitas el monográfico en el Picasso de Barcelona, aciertas sobre la procedencia de las obras aunque no acertarías sobre los gustos de los dos ilustradores. La capacidad de iluminar de Degas no deja indiferente, pero tampoco lo hace la expresividad del malagueño Pablo, al que, como a un Quijote contemporáneo, atormentaba su reducción de sique por la figura de la mujer, efectiva, agil y dominadora, desnuda y casquivana en sexo y formas, rotunda en acciones, segura y columna de relaciones.
PD: La igualdad exigida es una torpeza, porque la verdadera igualdad y respeto, comienza en la diferencia, y de eso fueron complíces Picasso y Degas, Degas y Picasso. Recomendable la muestra.

You Might Also Like

0 comentarios

Popular Posts

Like us on Facebook

Flickr Images