Esto no es futbol. Esto no es arte, Esto no es Nada.

17:35:00





                No me da las sensación de que al fútbol le estén sentando bien los tiempos modernos. Los excesos repercuten y de que manera en lo que se llama "deporte rey". La mayoría de los entes que intervienen en la proliferación de este "no ciencia" "no arte" y ya casi "no deporte", tienen una tendencia a dibujar escenarios de ridícula corruptela y se percibe en su entorno más mentira, avaricia y desmesura de medios cada poco tiempo que pasa. Es curioso esto va parejo a una crisis mundial que ahora mismo uno no puede creerse.
                Conforme pasan los años tengo el sentimiento de que cualquier reconocimiento en cualquier profesión debería ser tu propio trabajo, y que cuanto más trabajo sumaras, de éxito, computara para tu currículum personal. Pero este premio ficticio, éxito, no debiera tener unión con la temporalidad que unos cuantos quisieran establecer, porque al final resulta que ni los méritos se pueden condensar en temporadas, campeonatos o años naturales y llegará la situación que ni siquiera se reconocerán los "éxitos" "descubrimientos" "inventos" o "artes" porque habrá caducado la llegada de los mismos. No era el momento...¿para que sirve esto ahora?...o que pena ayer terminó el plazo, influirá sobre los jueces de lo que ellos interpretan como premiable, eliminando cualquiera de los objetivos de tal premio para pasar a la creación de un premio para...
               El colorín que se bosquejó en la Final Draw de ayer para crear los grupos de un mundial, descafeinado según Ibrahimovic, en otro de sus actos de autoconfianza, apestó tanto como los últimos coletazos de la historia del mejor jugador del mundo o balón de oro 2013?, en el que parece que no existen ni normas, ni valores a cumplir ni segmento temporal en el que se considere al destinatario.
               Cuando leías la Novela de Carmen Laforet, premiada, por cierto con el Nadal en el 45, después de navegar con tu imaginación por los diferentes escenarios que la escritora te proponía con una prosa hiperdescriptiva, llegabas a la conclusión que tu aparición en cualquiera de las historias de la vida pudiera quedar como algo vacío, ni si quiera eso, todo quedara en Nada, omo el nombre resolutivo de dicha novela.
               Y a eso es lo que se esta abocando esta sociedad enferma por la hipercomunicación a que un día intentemos resumir nuestras vivencias o nuestros empeños o los objetivos conseguidos con el sacrificio y nos encontraramos con esa palabra tan contundente:Nada. O lo que es peor, Nada de Nada.






You Might Also Like

0 comentarios

Popular Posts

Like us on Facebook

Flickr Images